Inicio arrow Prosa arrow Reflexiones arrow HIMNO DE GRAN CANARIA. José Antonio Luján Ciudad de Guía, 28 de noviembre de 2021

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
lunes, 08 de diciembre de 2008
HIMNO DE GRAN CANARIA

José Antonio Luján

Los contertulios llegan a Cairasco con cierto grado de satisfacción porque el Cabildo ha convertido Sombras del Nublo en himno de la Isla. Y antes de que se empiece a abordar cualquier otro tema,  Pepe Roque, en un santiamén, transcribe la letra que se sabe de memoria desde hace casi cincuenta años y la ha entonado en mil ocasiones, cuando el vino de media tarde afina los gaznates de la parranda, o en los ya lejanos tiempos laguneros cuando la seducción juvenil ponía a tiro a una chicharrera en flor en las estribaciones de Tacoronte. Marcial Pulido le echa un vistazo y, sin ton ni son, rocía el papel con posos de café y unas gotas de libación espirituosa para que el comentario pareciera romántico y bohemio. Dice que ‘sombras’ no hace referencia a lo oscuro ni a lo opaco, sino que su sentido es de cobijo y calidez hogareña. El texto, puro regionalismo, ofrece dos partes simétricas con idéntico verso inicial. La primera describe el paisaje de las cumbres (‘riscales’, ‘cadenas’, ‘montañas’) salpicado con sensaciones de nuestra elemental gastronomía (‘queso’, ‘vino’, ‘gofio’), prolongado en el amor sensual (‘besos de mujer canaria’) y en la estampa de la mujer laboriosa en el ámbito doméstico (‘mi amor en el telar’). Como trasfondo, el agua cantarina del barranco, la alegría colectiva del canario. Es la naturaleza y la pasión como máxima aspiración del isleño (‘¿qué más puedo desear?’). En la segunda parte, Néstor Álamo, su autor, nos presenta el Nublo como un altar, piedra divina en una tierra nimbada de magia, donde la naturaleza cumbrera se sigue expresando en contrastes de dualidades grandilocuentes (‘nieve y sol’, ‘fuego y lava’),  trascendida en una hermosa expresión (‘piedra lunar’) que sintetiza la existencia del hombre en su doble dimensión de realidad y sueño. El texto culmina con una invocación a la piedra/tierra como ámbito de asiento solariego, identificación del yo lírico por razones de nacimiento, y con vivos deseos de seguir viviendo y amando en el cobijo de su sombra, que es la Isla toda, mecida por el mar. Un mar que connota libertad y apertura al mundo. El Nublo y su sombra, alma y canción eterna de la Isla.

José Antonio Luján Henríquez es Cronista Oficial de Artenara y Secretario de la Junta de Cronistas Oficiales de Canarias
 

 
MÁS INFORMACIÓN




Modificado el ( lunes, 08 de diciembre de 2008 )
 

ESPECIAL 1811-2011

En 1811 regía el pueblo, en calidad de Alcalde Real, don José Almeida Domínguez, y destacaban como figuras preeminentes nacidas en Guía tres nombres propios que han pasado a la historia de Canarias: el escultor José Lujan Pérez, el canónigo y diputado Pedro José Gordillo, y el militar y poeta Rafael Bento y Travieso.

Por otro lado, de todas las epidemias que azotaron las islas Canarias en el siglo XIX, Guía sufrió especialmente ese mismo año una de las que causaron mayores estragos, la fiebre amarilla.

Y por si fuera poco, en pleno padecimiento de los efectos de la epidemia apareció una nueva plaga, la de langosta, que arrasó materialmente todo lo que estaba plantado y que hizo protagonizar a los vecinos de las medianías guienses aquella famosa promesa de que si les libraba el Cielo de la plaga, cada año sacarían a la Virgen de Guía en procesión. Cumplióse el ruego, llovió tanto en la comarca que las aguas acabaron con la cigarra y desde entonces en Guía se celebra cada septiembre la votiva y popular Fiesta de "Las Marías"

Ver reportaje >>


O P I N I Ó N
La ciudad y el municipio

Javier Estévez

No es lo mismo una ciudad que un municipio. Basta asomarse a un diccionario (o al sentido común) para saber que la primera es un conjunto edificado más o menos bien delimitado mientras que el segundo término apela o evoca exclusivamente al ordenamiento jurídico. Digo esto porque creo que hay un error o una confusión que debe aclarase sobre la denominación de la ciudad y del municipio donde vivo.
Leer más...