Inicio arrow Opinión arrow Opinión arrow HISTORIA DE LAS CARRETERAS DEL NORTE. IV PARTE Ciudad de Guía, 18 de agosto de 2019

  Share on facebook Share on twitter

FIRMAS

EDITORIALES 

REFLEXIONES

FIRMAS (Listado)

SALVAR LA BODEGA

ARCHIVO - COMENTARIOS

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
lunes, 02 de junio de 2008
ROMÁN RODRÍGUEZ: PUDO Y NO QUISO. HISTORIA DE LAS CARRETERAS DEL NORTE. IV PARTE

Infonortedigital.com

La comarca norte se adentró en el siglo XXI, con la sentencia del TSJC que paralizaba el proyecto de la variante de Bañaderos.

Presidía en aquel entonces el Gobierno canario, el nacionalista Román Rodríguez, por lo que nos encontramos con un nuevo nombre propio que sumar a la historia negra de las carreteras norteñas.

Como presidente del ejecutivo canario, Román Rodríguez pudo haber acabado desde el año 2000, con el culebrón de la variante de Bañaderos, pero no quiso. Se decantó por los intereses de su partido, que años después, cuando le movieron el sillón, abandonaría, en vez de defender los intereses de la comarca norte-oeste en la que había nacido.

Román Rodríguez, desde la presidencia del ejecutivo autónomo, avaló la presentación del primer recurso contra la sentencia del TSJC, en vez de acatarla y volver al proyecto original de la variante. Si hubiera acatado esa sentencia, la historia viaria norteña sería muy distinta, ya que a estas alturas, la variante estaría finalizada.

Sin embargo, se optó por iniciar un enredo judicial a sabiendas de que la situación viaria en el norte grancanario era insoportable. Ocho años de recursos, indemnizaciones millonarias a la empresa adjudicataria de la obra, y al final, el norte, por las erróneas decisiones políticas adoptadas, sigue sin una red viaria moderna y en condiciones.

En enero de 2001, se conocía que el TSJC no había admitido los recursos de súplica del Gobierno Canario, representado por la consejería de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Arucas, por lo que ambos organismos, en vez de replantearse la situación, siguieron en la peligrosa huída hacia delante, presentando recurso ante el Tribunal Supremo.

¿Dónde estaba el entonces presidente del ejecutivo canario, que ahora desde la vicepresidencia del Cabildo se muestra tan preocupado por las carreteras norteñas, avalando en la actualidad, el proyecto original que en su día se negó a considerar?

Según algunas hipótesis, Román Rodríguez estaba por aquella época, muy preocupado por su permanencia al frente del ejecutivo autónomo, y trataba de contentar a las familias de CC en Gran Canaria, para volver a ser el candidato de la Coalición en el 2003, algo que no consiguió, por lo que terminó abandonando, la formación nacionalista.

Los recursos judiciales afectaron a la ejecución del anillo viario de la comarca, retrasando proyectos como el de Pagador-Guía, que tuvo que esperar seis años, para que se ejecutase.

Los parcheos en forma de ensanches y carriles, se pusieron a la orden del día, para tranquilizar a una población atrapada en los atascos diarios, pero todos sabemos que no han servido sino para seguir gastando dinero público, mientras que los atascos siguen siendo el pan de cada día en la comarca.

Un presidente de Gobierno responsable, con una contundente sentencia judicial sobre su mesa, además de los propios informes negativos de sus técnicos, debería haber velado por los intereses de los ciudadanos.

Román Rodríguez pudo hacerlo y no quiso, por lo que su responsabilidad en el despropósito viario norteño, es manifiesta.

Hasta aquí llegamos con este recordatorio de la historia negra de las carreteras norteñas, aunque todavía hay mucho que contar, por lo que seguramente, dentro de un tiempo, volveremos a refrescar la memoria, no solo de los ciudadanos, sino de los políticos responsables de esta auténtica tomadura de pelo viaria a una comarca que no se merece tanta incompetencia y deslealtad, por parte de sus legítimos representantes, porque a pesar de los pesares, aún hoy, todo sigue en el aire aunque ahora hemos cogido otra cantinela, ahora toca el tren, pero en el norte seguimos exactamente igual.

Descarga recortes de prensa año 2000 y 2001. AQUÍ.

Infonortedigital



PARTE III
De un NO continuado a un SÍ repentino: Historia de las carreteras del Norte, III parte


Infonortedigital.com

De idas y venidas en el siglo pasado.

La decisión unánime de la Mancomunidad del Norte de aceptar la modificación del proyecto de la variante de Bañaderos a propuesta del Ayuntamiento de Arucas, no sentó nada bien en el Gobierno de Canarias, ya que el cambio conllevaba un importante incremento económico en el coste de la obra.

Desde la consejería de Obras Públicas del Gobierno canario, se preveían problemas con las expropiaciones de los terrenos, pero fueron la Consejería de Agricultura y la Cotmac, las que con contundencia rechazaron desde un principio la modificación de la variante.

En octubre de 1999, la Cotmac rechazaba el estudio de impacto de la variante de Bañaderos, basándose en las alegaciones presentadas por las Consejerías regionales de Agricultura y Política Territorial, y en las presentadas por empresas agrícolas, comunidades de regantes y ecologistas.

El dictamen de la Cotmac consideraba que el nuevo trazado producía un impacto negativo sobre los cultivos de la zona, al tiempo que aconsejaba volver al trazado inicial del proyecto.

El entonces consejero de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno Canario, el popular Tomás Van de Walle, declaraba sin cortapisa, que “la variante de Bañaderos que defiende Arucas es ilegal”.

La modificación de la variante lograba enfrentar a tres consejerías del Gobierno canario: Obras Públicas, Política Territorial y Agricultura, ya que mientras la primera era partidaria de la propuesta de Arucas, las otras dos, en manos del PP, optaban por el proyecto inicial de la variante.

Las presiones surgidas en el seno del ejecutivo autónomo no tardaron en dar sus frutos, ya que tan solo en dos meses, la Cotmac y Política Territorial, cambiaron su postura, y así, en diciembre del 99, la Cotmac se decantó por la variante de Bañaderos, ya que según declaró el Consejero de Política Territorial, “existen ahora elementos nuevos que avalan esta luz positiva”.

Resulta sumamente llamativo esa cambio de postura, ya que el primer dictamen de la Cotmac es muy similar a la sentencia del TSJC que ha enterrado definitivamente el proyecto, por lo que nos encontramos con que se han perdido diez años tontamente, y que otro gallo hubiese cantado si desde un principio se hubiese actuado con responsabilidad, haciendo caso a los informes técnicos que desaconsejaban el nuevo trazado.

A finales de diciembre del 99, el sí de la Cotmac fue definitivo, ante el júbilo de los alcaldes norteños, pero los afectados acudieron a la vía judicial que es la que ha terminado por poner a todos en su sitio.

La consejería de Agricultura del Gobierno canario, fue la única que se mantuvo en sus trece, manteniendo el veto a la variante y aplaudiendo públicamente, la decisión del TSJC de paralizar, en el año 2000, la variante de Bañaderos.

Los que se empeñaron en seguir contra viento y marea, con un proyecto que desde el principio estaba viciado técnicamente, tienen nombres y apellidos y algún día tendrán que explicar a los ciudadanos de la comarca que intereses defendieron con este apoyo, porque está claro que los de la comarca norte no fueron.

La Historia Negra de las carreteras del norte no acaba aquí, todavía hay mucho que contar y así lo haremos.

PARA DESCARGAR LOS RECORTES DE PRENSA PINCHA AQUÍ.

FUENTE. Infonortedigital

26 de mayo de 2008.

DOSSIER DE PRENSA


PARTE II

Vamos a contar mentiras: los alcaldes y su responsabilidad. Carreteras del Norte, II Parte
 
Infonortedigital.com

A comienzos de la década de los 90, los alcaldes de Gáldar, Guía y Agaete, Demetrio Suárez, Oscar Bautista y Javier Tadeo, movilizaron a sus vecinos para reclamar una carretera en condiciones.

Los tres municipios con sus alcaldes a la cabeza, se unieron en la demanda y los vecinos fueron a la capital grancanaria caminando, en la que fue la primera gran manifestación viaria de la comarca.

En aquella época, los alcaldes eran reinvindicativos, contestaban al entonces consejero de Obras Públicas, Antonio Castro Cordobez, con manifestaciones muy duras en la prensa, un día si y otro también, denunciaban los atascos que soportaban los ciudadanos del norte en una carretera que se ha convertido en la cruz de la comarca.

Sin embargo, los alcaldes cambiaron su postura, aceptando proyectos viarios que se ha demostrado han perjudicado a los ciudadanos del norte, por lo que es suya esa responsabilidad aunque no quieran asumirla.

El mes de enero de 1998, el entonces alcalde de Arucas, Froilán Rodríguez, anunciaba la modificación del proyecto de la variante de Bañaderos. Aseguraba el primer edil que “ cambiar la autovía del norte es un quebradero de cabeza, pero es lo honesto”. Una década después está claro que el cambio no solo fue un quebradero de cabeza sino una enorme irresponsabilidad, y que no puede haber nada de honesto en condenar a miles de vecinos a una espera eterna por una carretera en condiciones.

Los alcaldes de Gáldar y Agaete, Demetrio Suárez y Antonio Calcines que sustituyó en el año 95 al socialista Javier Tadeo, mostraban su preocupación por la modificación, e incluso el primer edil de la villa marinera, que en el año 98 asumía la presidencia de La Mancomunidad, se mostraba tajante manifestando que se vetaría la propuesta de Arucas si suponía un retraso en la obra.

En cualquier país civilizado, un retraso de diez años, provocaría la dimisión de los políticos responsables, pero en el Norte de Gran Canaria, los políticos no utilizan la palabra dimisión ya que, parece, la vergüenza social no va con ellos.

Al final, Suárez y Calcines, levantaron la mano para aprobar el nuevo trazado de la variante, uno movido por sus coquetos con Coalición Canaria y el otro, porque al parecer, nunca ha sabido defender los intereses de los vecinos, como prueba su aceptación sumisa del viaducto del Juncal, que siete años después de su inauguración, hay que ampliar.

El cinco de marzo de 1998, la Mancomunidad aprobaba por unanimidad, la propuesta del Ayuntamiento de Arucas sobre la variante de Bañaderos. Para ello, los alcaldes hicieron encajes de bolillos, olvidando las posturas reivindicativas del pasado cercano en el tiempo.

Todos levantaron la mano, por lo que todos son culpables directos, les guste o no, del retraso viario que soporta el norte y de las pérdidas económicas y de tiempo personal que en todos estos años han afrontado en soledad los vecinos.

Froilán Rodríguez, Demetrio Suárez, Antonio Calcines, Isidro Galván, siguen ocupando cargos públicos, siguen siendo políticos en activo, pero ninguno ha mostrado un síntoma de arrepentimiento, ninguno ha pedido disculpas a la ciudadanía y ninguno ha presentado su dimisión que es lo que corresponde, cuando lo que impera es la pésima gestión política que perjudica al pueblo.

La historia de los despropósitos viarios en el norte grancanario, no termina aquí, todavía queda mucho que contar en próximos capítulos.
 

VER RECORTES DE PRENSA

 Infonortedigital. 19 de mayo de 2008.



PARTE I
Vamos a contar mentiras: historia de las carreteras del Norte, I Parte
 

Tras los últimos acontecimientos sucedidos en torno a las carreteras de la comarca norte, y dado que tanto la consejería de Obras Públicas y los alcaldes del norte, siguen en la misma postura de huída hacia delante, desde Infonorte Digital, queremos iniciar una serie de capítulos sobre la historia viaria de la comarca, para refrescar la memoria, acerca de todos los despropósitos cometidos por los políticos en la última década.

Dice una canción popular: por el Mar corren las liebres, por la tierra las sardinas, vamos a contar mentiras, tra la la, solo que en este caso, las sardinas no tienen carreteras por las que correr, y si muchas promesas incumplidas que tragar, en lo que se refiere a los ciudadanos norteños.

En esta primera entrega nos centraremos en el papel que ha jugado el ex consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, y actual presidente del parlamento regional, Antonio Castro Cordobez, quien tenía que haber abandonado la política por decisión propia, tras haber mentido a más de cien mil ciudadanos como se demuestra con las hemerotecas.

En octubre de 1997 se anunciaba que comenzaba la cuenta atrás para la carretera Arucas- Pagador, ya que el Consejo de Ministros aprobaba una inversión de más de cinco mil millones de pesetas. Diez años después, la vía no está hecha, y de esos cinco mil millones nada se sabe.

En septiembre de 1998, Obras Públicas, dirigida por Antonio Castro Cordobez, aseguraba que la variante de Bañaderos se licitaría en el último trimestre de ese año. Casi diez años después, el proyecto está paralizado por la justicia, y nadie asume responsabilidades.

El entonces consejero de Obras Públicas, se atrevía a decir en aquella época, que las carreteras no se hacían de un día para otro, lo cual es cierto, pero toda una década, esperando por una carretera en condiciones para una comarca, es un ejemplo claro de la ineptitud política que ha primado con respecto al norte grancanario.

En noviembre de 1998, Obras Públicas anunciaba que se comprometía a paliar con 200 millones de pesetas, los atascos del norte, ¿donde está ese dinero?, en la comarca está claro que no.

En febrero del año 1999 se aseguraba que habría que esperar al año 2002 para tener completa la red viaria del Norte. Siete años después, la red viaria del norte sigue sin estar completa, los políticos siguen cobrando del erario público, y una vez más, son los ciudadanos los que sufren la ineficacia de unos cargos públicos que no han sabido estar a la altura de la circunstancias.

Esto no es sino un adelanto de la Historia Negra de las carreteras norteñas. Hay más que les iremos contando, para que comprueben como las múltiples promesas que se hicieron, diez años después, siguen sin cumplirse y los mismos que decidieron en su día, siguen estando en activo, sin un ápice de vergüenza.

DESCARGAR RECORTES DE PRENSA AQUÍ

Infonortedigital



 NOTICIAS RELACIONADAS



 
Modificado el ( lunes, 02 de junio de 2008 )
 
 
 



INFORMACIÓN RELACIONADA

O P I N I Ó N


Tradición y folclore se dan la mano en la Fiesta de Las Marías de Guía
por Luis Miguel Arencibia

El tercer fin de semana de septiembre, el pueblo de Santa María de Guía celebra una de fiesta declarada en Canarias como Bien de Interés Cultural: La Rama en Las Marías. Es una “fiesta de agradecimiento” a la Virgen de Guía, que cumple más de dos siglos de vida. Allá, en el año 1811, los agricultores, ganaderos y campesinos de los municipios de Guía, Gáldar y Moya, tras sufrir un sinfín de calamidades (plagas de langosta, la fiebre amarilla, sequía…) subieron a la Montaña de Vergara y prometieron a su Virgen que, si daba fin a todas estas penurias, cada año celebraría una fiesta de agradecimiento por el milagro otorgado. Y, así, generación tras generación, Santa María de Guía celebra estas fiestas en honor a Las Marías, de la mano de los Mayordomos, los responsables de cumplir la tradición, así como de organizar, conservar la pureza y la devoción de este acontecimiento festivo y religioso.

Leer más...
 

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
 
Más información aquí
Navegando por nuestro sitio aceptas los términos de la web

Quienes somos //  Mapa web //  Aviso legal //  Política de privacidad