Inicio arrow Cr贸nicas del Ayer arrow Pregones de las Fiestas arrow Preg贸n de 1973 Ciudad de Gu韆, 25 de mayo de 2024

Preg贸n de 1973 PDF Imprimir E-Mail
Calificaci髇 del usuario: / 1
MaloBueno 
domingo, 08 de abril de 2007
Texto 铆ntegro del Preg贸n de las Fiestas de la Virgen de 1973 a cargo de don Ervigio D铆az Bertrana.

PREG脫N DE LAS FIESTAS DE LA VIRGEN DE 1973

Por Ervigio D脥AZ BERTRANA (1973)

Primero lo llam贸 Gu铆a. Luego Gu铆a de Gran Canaria. M谩s tarde, su denominaci贸n oficial es: Santa Mar铆a de Gu铆a de Gran Canaria.

Gu铆a proviene de guiar. Su significado exacto es, la persona que orienta, dirige conduce y ense帽a a otras, el camino que debe seguirse.

El 29 de Abril de 1.483, se verific贸 en el lugar de Ansite, ubicado en la Caldera de Las Tirajanas, la incorporaci贸n de la Gran Canaria a la Corona de Castilla.

Fue un pacto, un convenio colectivo hist贸rico, donde jam谩s se pronunci贸 la dram谩tica frase de Breno: 鈥淰ae Vixtis鈥; es decir: 隆Ay de los vencidos!

En Ansite, no hubo ni vencedores ni vencidos.

Hubo integraci贸n, de dos pueblos. Incorporaci贸n de dos almas, 鈥渃astellanos鈥 y 鈥渁bor铆genes鈥, que han permanecido fieles a aquel pacto sagrado; por encima del tiempo, del espacio, y de las malquerencias de los hombres.

Ansite es un acontecimiento hist贸rico de gran relieve y singular importancia. De contenido trascendente. Mucho m谩s all谩, de pleitos fronterizos, entre municipios lim铆trofes. All铆 estaban todos los isle帽os, de toda nuestra isla, sin distinciones de vecindad. Esta es su aut茅ntica validez jur铆dica e hist贸rica; porque, si hubiese faltado, alguna de las partes, ser铆a nulo, de pleno derecho.

隆Ansite es el origen y pervivencia hist贸rica de la Gran Canaria! El sitio exacto de nuestra vinculaci贸n a Castilla y a la Cristiandad. Esto no hay que olvidarlo. Los pactos con sangre son eternos.

Tres a帽os antes del pacto de Ansite, en 4 de febrero de 1480, los Reyes Cat贸licos en una Real C茅dula, ordenan al Gobernador de Canarias, el repartimiento de sus tierras y de sus aguas; 鈥渆ntre caballeros e escuderos e marineros e otras personas que en dicha isla est谩n鈥, conforme nos dice el investigador Alfredo Almeida.

Pedro de Vera era el Gobernador en aquellas remotas calendas.

A Sancho de Vargas y Machuca le correspondi贸 en aquel repartimiento de 鈥渢ierras e aguas鈥 鈥渓a loma de la monta帽a de Caraballo y las ricas tierras circundantes, entre dos barrancos, por donde corr铆a el agua pl谩cidamente y alejadas de la corte aborigen.

Esto que acabamos de relatar es la historia "legal", de vuestros or铆genes, cuya documentaci贸n hist贸rica, se remonta al "Fuero de Privilegios de la isla de Gran Canaria", dictado por los Reyes Cat贸licos y a la Real C茅dula promulgada por el Emperador Carlos VI en 1494 y 1553 respectivamente.

PROTAGONISTA: EL HOMBRE

Hay que distinguir, entre historia "legal", e historia "real". El actor, el autor y el representante de la historia "real", es ex pueblo soberano; vuestros gloriosos antepasados.

En 煤ltima instancia; los hombres directamente vinculados a Gu铆a; con su zozobra y esperanza, fueron, en rigor, los forjadores de vuestra actual pujanza.

Insoslayable es citar en primer t茅rmino a Luj谩n P茅rez, imaginero sobresaliente, de quien, el eximio posta Cipriano Acosta, nuestro gran cantor de antepasadas glorias, l铆颅ricamente ha dicho:

Por eso vivir谩s, mientras palpite

la euritmia de tus manos; mientras perdure, intacta,

como o una impronta de tu sombra inquieta,

la huella que dejaste sobre el tiempo...

Al can贸nigo Gordillo, de audaces y avanzadas ideas acordes con el tiempo hist贸rico que le correspondi贸 vivir禄

Los hermanos Su谩rez Galv谩n, que con la tra铆da de aguas, remediaron en gran medida, la sed que sufr铆ais por entonces. El doctor Blanco, pionero formidable de la medicina y cirug铆a rural禄 

Don Salustiano Est茅vez, m茅dico caritativo, competente y bueno; que no solo visitaba; sino que con los ungüentos del "buen samaritano", tambi茅n curaba a los enfermos.

A don Fernando M谩ximo y don Jos茅 Sans贸 Henr铆quez, siempre inquietados, angustiosos y angustiados, por mejorar, a todos los niveles, el progreso y sentar las bases del desa颅rrollo socio-econ贸mico de esta singular comarca. Crearon la Cooperativa y con su fe, se construyeron las presas de La Comunidad de Regantes: Los P茅rez, Lugarejo, Las Hoyas

El cura, don Jos茅 Mart铆n Morales, de grata y espiritual recordaci贸n.

El "artesano" maestro Vicente Batista, art铆fice de "mangos" de cuchillos no para que se despedazasen los hombres, sino para ayudar a las duras faenas del campo endurece do, por los rudos temperos.

Don Francisco Ayala Jim茅nez, que quit贸 muchos adoquines y asfalt贸 vuestras principal les calles. A la benefactora do帽a Eusebia, generosa y caritativa禄 

El gran poeta Bento, cantor encendido de vuestra amada tierra, que amasaba en sus versos con ternura profunda.

Y a Luis Cort铆, el 煤ltimo de vuestros muertos, que con su constante magisterio, pu颅rific贸, aqu铆 en Gu铆a, sus or铆genes primeros en campos contrarios.

Dedic贸 a esta Corporaci贸n, una obra, titulada禄 "Un municipio - Tipo del Norte de Gran Canaria" - "Estudio geoecon贸mico de Gu铆a de Gran Canaria", que como p贸stumo homenaje, sugiero que se publique.

La dedicatoria es bien simple y expresiva禄 "Al Ilustre Ayuntamiento de esta Ciudad con todo cari帽o".

"30-03-65. Profesor: Luis Cort铆 Vil谩s".

En su introducci贸n textualmente se consigna禄 "Se emplea el nombre tradicional de Gu铆a de Gran Canaria aun cuando por acuerdo del Consejo de Ministros de 23 de Julio de l963, su denominaci贸n oficial es Santa Mar铆a de Gu铆a de Gran Canaria"鈥

EL REPIQUE DE SAN CAYETANO

Estos insignes hombres que he mencionado, a mi modo de ver, y sin car谩cter exhaustivo sino, enunciativo, constituyen la quinta esencia del pasado.

Aqu铆 lucharon. Aqu铆 mordieron el polvo del cotidiano quehacer. Aqu铆 permanece,  en el ambiente, la impronta de aquellas recias personalidades.

Yo os lo he recordado como un anuncio. Igual que si fuese el repique de San Cayetano que pone en vilo a las gentes ocho d铆as antes de la festividad de la Virgen de Gu铆a, venerada grandemente en esta Isla.

Otros anduvieron de paso y al paso. El General Morales 鈥攈茅roe hispanoamericano鈥, y

Camilo Sent-Saens, m煤sico universal.

Recordaron, uno el prestigio que da la historia; otro, con "Sans贸n y Dalila", "El Canariote" y "Las Campanas de La Catedral", que repicaban arm贸nicamente a nivel europeo

Esta Ciudad, sus campos fecundos, la bondad de sus vecinos, inspiraron a estos dos grandes de la historia.

El General, junto a los copudos y refrescantes pinos d茅 Santa Cristina禄

Al m煤sico, en el recoleto aposento de la Villa Melp贸mene.

El rescate de estos dos singulares parajes se impone por s铆 mismo. Es tarea vuestra y a ustedes en exclusividad compete, el revivir, con verdad, estos maravillosos, casi legendarios lugares, que forman parte de vuestra 铆ntima historia, que debe ser comunica a terceros禄 La Casa de Lujan P茅rez y La Ermita de San Juan, 3in duda, deben seguir igual suerte.

La casa del General Morales; Villa Melp贸mene; La Casa de Luj谩n P茅rez; la Ermita de San Juan y el Camar铆n de la Virgen, deben ser vuestro circuito cultural-tur铆stico; para ofrecer a propios y a extra帽os, la grandeza gloriosa del pasado.

Todo ello, se me ocurre, que como punto final del recorrido, pod铆a ofrecerse la fant谩stica panor谩mica que se contempla desde el Pico de La Atalaya.

Os alerto y toco a rebato, con este repique de San Cayetano, para que os avive el esp铆ritu, inquiete el alma y agite el coraz贸n.

EL PUEBLO

Ni la historia "legal". Ni la historia "real". Ni los singulares hombres citados. Ni los repiques de las campanas; en s铆 mismo son nada; sino tienen como destinatario al pueblo. Ese conjunto de valores humanos que constituyen el municipio, el caser铆o, la parroquia, la heredad o la casa de labranza solariega.

Es la tierra, la vinculaci贸n a ella, la que nos hace retozar de regocijo, como un corderillo de Las Median铆as禄

Dice el poeta: 

Que la sangre nos brinque entre las venas 

cuando la llame tu sagrado nombre!

Ustedes son cabeza, gu铆a, de los barrios lim铆trofes. All铆, en ellos, se viven las m谩s limpias, puras, esencias de la tierra.

Trece pagos constituyen el municipio. Todos distintos禄 Cada uno con propia, aut贸no颅ma, especial personalidad.

Barranco del Pinar, pues los pinos, son su nota dominante, atrapados en el camino de la Prensa, camino de Hoya Pineda y barranco de la Junta.

Monta帽a Alta, que se destaca por su esbeltez de tierras rojizas, lindando con el camino Cuesta del Hornillo.

Bascamao, limitado al norte por el camino de Tres Cruces.

Junquillo y Verdejo, acotado por el camino cuesta de las Burras.

Palmital, lleno de "laurisilva", ce帽ido por el camino de Casa de Aguilar.

Tres Palmas, seguras por los perros bardinos que las custodian, que ladran cuando la gente pasa por el camino de la Hoya Pedro.

Hoya del Guanche, de hist贸rica recordaci贸n, lindando con la cuesta de Caraballo, pertenencia originaria de Sancho de Vargas.

Calabozo y Paso, cercano al camino de las Veguillas.

Ingenio Blanco, que data de la 茅poca esplendorosa de la ca帽a de az煤car, pr贸ximo al camino de San Juan.

San Juan y Gallego, cerca de las "harimaguadas", asentadas en espera de siglos, en el Cenobio troglodita de Valer贸n.

San Felipe, casi adentrado en el "tenebroso atl谩ntico", lindero con el barranco de Moya y del Salado. Gu铆a, guarecida por el barranco de Las Garzas.

Atalaya - Llano de Parras, que los limita el mar y El Pico; con una vista, que des颅borda la m谩s fant谩stica fantas铆a.

Todos estos barrios est谩n habitados por hombres apegados a la madre tierra. Con su ingente esfuerzo la han hecho fecunda, rica en producciones variadas.

Aunque en cierta medida se ha producido el "茅xodo", hacia zonas industrializadas; tarde o pronto; volver谩n a la tierra y extraer谩n los frutos, para saciar el hambre de los hombres. 隆Sin el campo no se puede vivir!

La Virgen de Gu铆a, que protegi贸 en la guerra a los heroicos Alf茅reces, con especial cuidado, para que aqu铆 volviesen, sanos y alegres; no dejar谩 en la estacada a los agri颅cultores, a los hombres del campo, que extirpar谩n de nuevo las zarzas est茅riles. No ha颅br谩 soledad en tus campos.

Jos茅 Antonio dijo: 鈥渜ue a los pueblos solo los mueven los poetas, -pero 隆ay!-, del que no sepa levantar, frente a la poes铆a que destruye, la poes铆a que promete鈥.

Oigamos pues, la voz del poeta. De Cipriano Acosta, que es un profeta constructivo y transido de profundo lirismo, como lo fuera Gabriel y Gal谩n:

-鈥淢adre tierra, fecunda madre: mira

que ya los hijos a alejarse empiezan

y en tu regazo el tiempo va dejando

huellas de soledad y de tristeza.

Pero han de retornar al viejo abrazo

de tu caricia material: espera,

espera, porque el hijo vuelve siempre.

Prepara vino y pan sobre la mesa鈥-

EP脥LOGO 

Henri Berr, el director de la monumental obra, 鈥淟a Evoluci贸n de la Humanidad鈥, en el p贸rtico de la misma, ha escrito: Conocer la Historia de la Humanidad es, l贸gica y naturalmente, una de las aspiraciones leg铆timas del hombre. Nada puede haber de m谩s inter茅s para 茅l, nada m谩s apasionante.

Yo he querido ser mucho m谩s sencillo y modesto. Penetrar con gran afecto en vuestro glorioso pasado; hacer un perfil humano y geogr谩fico de 茅ste pujante municipio. Pero aqu铆 no debe terminar el pregonero. Entiendo, que donde yo termino; vosotros empez谩is el futuro, no hay que perderlo de vista.

A las generaciones nuevas hay que darles tarea, encomendarles jornadas, promover las audaces inquietudes, hacerlas part铆cipes del estudio del pasado y sobre todo, de la tenaz proyecci贸n, hacia el futuro.

Este entronque de generaciones es fundamental, para un m谩s arm贸nico y progresivo desarrollo; a todos los niveles, donde los valores culturales, deben tener principal atendimiento.

Gu铆a y muchos otros pueblos de la isla, requieren 鈥渆quipos鈥 de hombres; que ordenen y planteen adecuadamente, los asuntos p煤blicos, en el seno de las instituciones y de sus 贸rganos colegiados.

Ese es vuestro campo de lucha, respetando las humanas diferencias, que nunca deben distanciar a los talentos.

隆Que no ser茅is capaces de conseguir marchando en bloque!

Espero confiadamente que los 鈥渢esos鈥 de Las Median铆as; con su placidez virgiliana, os hagan reflexionar sobre estas cuestiones.

A mi juicio, de esta forma) -y no de otra-; dar茅is p煤blico y cumplido testimonio; e vuestro limpio, claro, origen topon铆mico.

隆Desde 鈥渓a loma de la monta帽a de Caraballo鈥, Sancho de Vargas, vuestro fundador, e sentir谩 complacido! 

Gu铆a, 鈥渆s la persona que orienta, dirige, conduce y ense帽a a otras, el camino que debe seguirse鈥. 

Ervigio D铆az Bertrana 
Modificado el ( domingo, 08 de abril de 2007 )
 


EL CARRUSEL DE LOS LUNES
Por Santiago Gil

Cuando se escribe se quiere detener el tiempo. Pero por m谩s comas que le pongamos al texto el tiempo ni se detiene ni deja de dibujar sus rastros en nosotros y en todas las cosas que nos rodean. Ya lo dec铆a el poeta: nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Otra cosa son los fogonazos que nos permiten husmear las brasas casi apagadas de otros tiempos. 
Leer m醩...
 

ESPECIAL 1811-2011

En 1811 reg铆a el pueblo, en calidad de Alcalde Real, don Jos茅 Almeida Dom铆nguez, y destacaban como figuras preeminentes nacidas en Gu铆a tres nombres propios que han pasado a la historia de Canarias: el escultor Jos茅 Lujan P茅rez, el can贸nigo y diputado Pedro Jos茅 Gordillo, y el militar y poeta Rafael Bento y Travieso.

Por otro lado, de todas las epidemias que azotaron las islas Canarias en el siglo XIX, Gu铆a sufri贸 especialmente ese mismo a帽o una de las que causaron mayores estragos, la fiebre amarilla.

Y por si fuera poco, en pleno padecimiento de los efectos de la epidemia apareci贸 una nueva plaga, la de langosta, que arras贸 materialmente todo lo que estaba plantado y que hizo protagonizar a los vecinos de las median铆as guienses aquella famosa promesa de que si les libraba el Cielo de la plaga, cada a帽o sacar铆an a la Virgen de Gu铆a en procesi贸n. Cumpli贸se el ruego, llovi贸 tanto en la comarca que las aguas acabaron con la cigarra y desde entonces en Gu铆a se celebra cada septiembre la votiva y popular Fiesta de "Las Mar铆as"

Ver reportaje >>


V 脥 D E O S - D E - 2 0 0 8
 
CR脫NICAS DEL AYER
A treinta a帽os del fallecimiento de Mr. Leacock

Por Augusto 脕lamo Su谩rez, Ingeniero agr铆cola, y Sergio Aguiar Castellano, Archivero Municipal de Gu铆a

Cuando el empresario agr铆cola, David J. Leacock, popularmente conocido como Mr. Leacock, fallece el 22 de abril de 1980, hace ahora treinta a帽os, desaparece una de las figuras m谩s destacadas y emblem谩ticas de la historia de la comarca norte de Gran Canaria en el siglo XX.

Leer m醩...
 

LA MUESTRA ESTAR脕 ABIERTA HASTA OCTUBRE
Leacock, Harris y Douglas, memoria imborrable de la agricultura canaria

Amado Moreno

Con una singular y lograda exposici贸n abierta anoche en la Casa de la Cultura, el ayuntamiento de Gu铆a rinde justo homenaje estos d铆as a tres destacad,os empresarios ingleses del pasado: David J. Leacock, Douglas Charles Fenoulhet y Anthony Harris. Avanzado el siglo XIX y despu茅s en el XX, los tres fueron decisivos en el impulso del cultivo y exportaci贸n de pl谩tanos y tomates canarios.
Leer m醩...
 
Centenario del Hospital de San Roque

Pedro Gonz谩lez-Sosa
Cronista oficial

Se celebra el lunes 10 de agosto, dentro de los actos del programa preparado por el ayuntamiento con motivo de sus fiestas patronales, el primer centenario de la implantaci贸n en Gu铆a de Gran Canaria del que constituy贸 el tambi茅n primer hospital all铆 abierto para el servicio no solo de la poblaci贸n guiense sino de aquella zona.
Leer m醩...