Inicio arrow Prosa arrow Relatos arrow ASESINATO EN MI CASA. Un relato de Braulio G. Bautista Ciudad de Gu韆, 15 de junio de 2024

PDF Imprimir E-Mail
Calificaci髇 del usuario: / 4
MaloBueno 
viernes, 09 de marzo de 2012
ASESINATO EN MI CASA
Un relato de Braulio A. Garc铆a

Me acabo de enterar, con absoluta consternaci贸n, que en mi casa se ha cometido un asesinato repulsivo: alguien ha matado, de forma innecesariamente cruel, a la gallina negra del pescuezo pelao, la '煤nica que estaba poniendo, religiosamente, cada dos d铆as. Probablemente la v铆ctima fue sorprendida fuera del espacio vallado dedicado a las aves de corral y abatida por el malhechor, o malhechores, antes de que pudiera cacarear pidiendo auxilio.


Cuando la persona que se encarga del cuidado de la casa en mi ausencia descubri贸 la horripilante escena, de inmediato dio cuenta a la Guardia Civil. Llegaron varias parejas del Seprona, avisaron al juez y procedieron al levantamiento de las pocas plumas que quedaron de la occisa.



Como sospechosos principales, aunque todav铆a sin imputaci贸n, figuran Chacha y Rebenque Garc铆a, los perros guardianes de la casa, dos elementos con bastantes antecedentes. 


En el prontuario de estos dos personajes figuran delitos tales como ataques sangrientos a dos inocentes ovejas pelibuey; asesinatos de varios gatos de la vecindad; e intento de asesinato en la persona de un rat贸n erizo, hecho que no pudieron consumar gracias a las afiladas p煤as del asustado roedor.

Estos dos peligrosos delincuentes, haciendo gala de un cinismo mal茅volo, han tratado de implicar a Gara, la chihuahua centenaria (ya saben la proporcionalidad: 7 a帽os por cada a帽o de vida humana) pero 'esta se defendi贸 aduciendo que "c贸mo diablos iba ella a ultimar a una gallina que la dobla en estatura y peso y que todo el corral sabe que era un animalito de reconocida malaleche". Adem谩s adujo que, con sus achaques y su artritis, ya no puede correr ni tras su propia sombra. No quiso, sin embargo, implicar a los American Bulldogs, probablemente por miedo a represalias, y guard贸 sepulcral silencio cuando se le pregunt贸 si hab铆a observado algo anormal el d'ia de los hechos, aunque su lenguaje corporal y sus titubeos, indican que muy probablemente presenci贸 el execrable crimen.

Los American Bulldogs han elegido como defensor al letrado Don Simplicio del Rosario (o sea, que se vayan preparando con la cuenta) quien de inmediato invoc贸 la presunci贸n de inocencia para sus clientes. Como fiscal actuar谩 el abogado Antonio Aguiar, conocido por su enorme parecido con el televisivo letrado Javier Nart.

Hasta que los del Seprona logren conseguir pruebas que incriminen claramente a los c谩nidos (para lo cual han estado recogiendo bastantes huellas dactilares en el lugar de los hechos; algunas muestras de fluidos bucales, como salivas o babas de gusto, extra铆das directamente de los despojos de la desventurada plum铆fera, en las que se buscar谩 el ADN de los criminales; y tambi茅n sabemos que est谩n a la espera de que el juez autorice la utilizaci贸n del pol铆grafo para someter a Chacha y a Rebenque al infalible Detector de Mentiras) el juez de guardia del Juzgado N煤mero 1 de lo Perruno, ha decretado el secreto del sumario enterado de que los sospechosos ya hab铆an pactado aparecer en algunos programas de televisi贸n amarillista, por lo que pensaban cobrar una buena pasta.

Se estima que el juicio puede durar m谩s que el de Camps y el de Garz贸n y que levantar谩 m谩s expectaci贸n que los proleg贸menos del caso contra Unbobil铆n, digo Unrobal铆n, es decir, Undargar铆n.

Preguntado el padre de los sospechosos (o sea, yo) sobre que opina de la posible imputaci贸n a sus dos hijos en este horripilante asesinato, dijo (o sea, dije) con voz entrecortada:

鈥淪i se demuestra que son culpables, que caiga todo el peso de la Ley sobre mis muchachos鈥 la desaparici贸n de la gallina del pescuezo pelao me va a obligar a comprar huevos鈥 y eso, tal como est谩 la cosa, significar谩 un golpe bajo a mi ya debilitada econom铆a鈥 En todo caso, igual que lo ha hecho su letrado, pido que se respete el derecho a la presunci鈥檔 de inocencia de mis hijos鈥 quienes s铆, son algo violentos, lo admito, pero no lso creo capaces de llegar a matar a nadie鈥 por pura diversi贸n鈥

Les mantendremos informados de lo que podamos saber sobre la marcha de la investigaci贸n y de la posible causa, si se llegara a acusar formalmente a los dos sospechosos.


Modificado el ( s醔ado, 10 de marzo de 2012 )
 

ESPECIAL 1811-2011

En 1811 reg铆a el pueblo, en calidad de Alcalde Real, don Jos茅 Almeida Dom铆nguez, y destacaban como figuras preeminentes nacidas en Gu铆a tres nombres propios que han pasado a la historia de Canarias: el escultor Jos茅 Lujan P茅rez, el can贸nigo y diputado Pedro Jos茅 Gordillo, y el militar y poeta Rafael Bento y Travieso.

Por otro lado, de todas las epidemias que azotaron las islas Canarias en el siglo XIX, Gu铆a sufri贸 especialmente ese mismo a帽o una de las que causaron mayores estragos, la fiebre amarilla.

Y por si fuera poco, en pleno padecimiento de los efectos de la epidemia apareci贸 una nueva plaga, la de langosta, que arras贸 materialmente todo lo que estaba plantado y que hizo protagonizar a los vecinos de las median铆as guienses aquella famosa promesa de que si les libraba el Cielo de la plaga, cada a帽o sacar铆an a la Virgen de Gu铆a en procesi贸n. Cumpli贸se el ruego, llovi贸 tanto en la comarca que las aguas acabaron con la cigarra y desde entonces en Gu铆a se celebra cada septiembre la votiva y popular Fiesta de "Las Mar铆as"

Ver reportaje >>


O P I N I 脫 N
EL VALOR DE LAS COSAS Y EL ESFUERZO DE LAS PERSONAS

Antonio Aguiar

Hoy m谩s que nunca los guienses debemos romper una lanza en favor de lo P煤blico. Corren malos tiempos para la Pol铆tica. 驴Ser谩n posibles en el futuro iniciativas p煤blicas como la que ayer hemos presenciado con la reapertura del Teatro-Cine Hesp茅rides? 驴Disfrutar谩n las futuras generaciones de nuevas infraestructuras colectivas de esta envergadura?
Leer m醩...