Inicio arrow Prosa arrow Relatos arrow El viajero. Javier Estévez Ciudad de Guía, 11 de diciembre de 2019

  Share on facebook Share on twitter

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
viernes, 13 de noviembre de 2009

 

El viajero

por Javier Estévez

Alcanzó el final del puerto con gran dificultad, pero la visión que tuvo desde el alto compensó plenamente todo el esfuerzo realizado. La ciudad, al fin, aparecía por primera vez ante sus ojos cansados.

Tras un breve descanso, decidió prescindir definitivamente de su ángel guardián y con cierta ansiedad por llegar - la tarde comenzaba a extender su luz oxidada sobre los tejados-, descendió por el sendero empedrado que se precipitaba hacia un arroyo de aguas mansas. La fatiga y la sed detuvieron la marcha contra su voluntad. Mientras embalsaba el agua en sus manos, escuchó tras él un aleteo triste y plomizo y pensó en el ángel. Especuló con que habría seguido sus pasos por la insoportable soledad a la que lo había destinado, pero se sorprendió al descubrir una garza asustada que con gran excitación levantaba el vuelo tras unos carrizos agostados. El sendero moría en una calle ancha y polvorienta que, con un trazado curvo, ascendía hacia las primeras casas que ya se distinguían con claridad por su cercanía. Entre las huertas y las viviendas descubrió un árbol bellísimo y extraño. Aquel árbol inverso, pues parecía plantado al revés, exhibía sobre su tronco una caterva de raíces en vez de ramas y culminaba su copa con unas hojas largas y duras. Mientras lo contemplaba, sintió que ya había estado antes allí. Incluso tuvo la certeza absoluta de haber sido muy feliz. Tras dirigirle una sonrisa al árbol solitario y sin más equipaje que su sombrero de fieltro sin aderezo, su morral y la vieja canción que le acompañaba desde su ya lejana infancia, condujo sus pasos hacia el centro de aquella ciudad de apariencia sosegada y luz otoñal.

Más textos de Javier Estévez en Facebook: picar aquí.



Modificado el ( jueves, 19 de noviembre de 2009 )
 
 
 



INFORMACIÓN RELACIONADA

ESPECIAL 1811-2011

En 1811 regía el pueblo, en calidad de Alcalde Real, don José Almeida Domínguez, y destacaban como figuras preeminentes nacidas en Guía tres nombres propios que han pasado a la historia de Canarias: el escultor José Lujan Pérez, el canónigo y diputado Pedro José Gordillo, y el militar y poeta Rafael Bento y Travieso.

Por otro lado, de todas las epidemias que azotaron las islas Canarias en el siglo XIX, Guía sufrió especialmente ese mismo año una de las que causaron mayores estragos, la fiebre amarilla.

Y por si fuera poco, en pleno padecimiento de los efectos de la epidemia apareció una nueva plaga, la de langosta, que arrasó materialmente todo lo que estaba plantado y que hizo protagonizar a los vecinos de las medianías guienses aquella famosa promesa de que si les libraba el Cielo de la plaga, cada año sacarían a la Virgen de Guía en procesión. Cumplióse el ruego, llovió tanto en la comarca que las aguas acabaron con la cigarra y desde entonces en Guía se celebra cada septiembre la votiva y popular Fiesta de "Las Marías"

Ver reportaje >>


O P I N I Ó N
Lo Canario y lo Kitsch

Por Diego Talavera

Desde la Transición democrática de los setenta hasta hoy se ha producido en Canarias una proliferación de manifestaciones artísticas populares (folklore musical, artesanía, fiestas tradicionales, etcétera) que han sido calificadas muchas veces como expresiones de mal gusto, chabacanas, horteras y últimamente le han aplicado el término kitsch.

Leer más...
 
AUDIOS AL INSTANTE (1)

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
 
Más información aquí
Navegando por nuestro sitio aceptas los términos de la web

Quienes somos //  Mapa web //  Aviso legal //  Política de privacidad