viernes, 09 de marzo de 2007
EDUARDO GREGORIO Y GUÍA

El escultor Eduardo Gregorio talló, me dicen que es en madera de cedro, el extraordinario y magnifico púlpito de aquella iglesia que incluye un no menos artístico "tornavoz", de cuya obra presume no solo el estamento religioso sino la ciudad entera que lo tiene como uno de los más valiosos concebidos y tallados ricamente en el pasado siglo XX. De Eduardo Gregorio son, también, las dos puertas laterales del altar mayor, asimismo ricamente talladas en el mismo tipo de madera, obras que realiza, precisamente, en tiempos en que su tío, el mentado José Martín Morales, regentaba la parroquia.

Por Pedro González-Sosa.
 Ver reportaje
Modificado el ( sábado, 23 de enero de 2010 )