Inicio arrow Portada arrow Portada - 4 arrow Guía a Luján Pérez Ciudad de Guía, 18 de octubre de 2018

  Share on facebook Share on twitter

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
viernes, 27 de noviembre de 2015


Guía, a Luján Pérez

por Juan José Laforet, Cronista Oficial de Gran Canaria

Cuanto más de cerca contemplo y admiro la obra de Luján, como me ha ocurrido en la magnífica y recoleta exposición que Guía le dedica en su bellísimo templo parroquial en los prolegómenos del 200 aniversario de su fallecimiento, que se cumplirá el próximo 15 de diciembre y se conmemorará con una misa funeral oficiada por el señor Obispo de la Diócesis de Canarias tras clausurarse la muestra ahora inaugurada, mas me convenzo de la trascendencia y la universalidad de este eximio artista grancanario que tanto incidió el sino del devenir artístico en Canarias.

Mucho se ha hecho ya por difundir y asentar el conocimiento de Luján y su obra entre los canarios, y mucho aún habrá que hacer, pero ha llegado ya la hora de ir mucho más allá, en la línea de lo que este año ha propuesto la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, y con ella ASO CLUB Gran Canaria en su conjunto, para que por el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria se hagan los esfuerzos necesarios y pertinentes para difundir y asentar a nivel estatal la obra y la figura de José Luján Pérez como uno de los grandes escultores de la historia del arte español. Para ello se planteaba una oportuna y efectiva sugerencia sobre la organización de una moderna, didáctica y atractiva exposición de su obra al menos en tres puntos significativos: Madrid, Valladolid y Sevilla. En todas estas poblaciones existen activos Hogares Canarios que se podrían implicar con las autoridades e instituciones isleñas en la organización, dinamización y difusión de esta actividad y de su fin último, la consagración a nivel nacional de la figura de este ineludible escultor grancanario para el arte de toda España.

Luján Pérez ya recibió aquí importantes homenajes y efectivas muestras de su obra en el pasado, como la exposición que se organizó en 1915 en la Catedral de Canarias, seguida deuna procesión magna con una buena parte de su imaginería procesional, en las que se implicaron directamente con sus comentarios y opiniones personalidades como Luis Doreste Silva, José Batllori y Lorenzo ó Domingo Doreste Fray Lesco, que no dudó en señalar también como Luján “…contaba con una exposición permanente, en la penumbra de los templos, y periódicamente en la calle, a pleno sol; y con un público: la muchedumbre”. Y cuando el artista guíense ya tenía puesta una calle en Las Palmas, con la que el Barrio de la Isleta homenajeaba al autor de su espléndida talla de “Nuestra Señora de La Luz”, cuando la Escuela Luján Pérez ya asentada celebraba no sólo clases artísticas magistrales, sino que organizaba sugerentes veladas literarias, como la de aquel sábado 19 de febrero de 1922 cuando Rafael Romero leyó y comentó obras de Gabriel Miró, o cuando ese mismo año la sociedad grancanaria reclamaba ya una difusión que llevara su nombre y su arte más allá de las fronteras insulares y la prensa local no dudaba en denunciar claramente como “…somos demasiado olvidadizos con nuestras glorias, bien escasas, por cierto, y por lo mismo debiéramos rendirles más culto…” o subrayaba que “…entre los olvidados se encuentra Lujan Pérez, el escultor canario que con orgullo podemos presentar a la admiración de propios y extraños…”, el periódico ABC de Madrid no sólo daba cuenta, junto a otras de las más reconocidas procesiones de toda España,  del procesionar de la obra de Luján en la Semana Santa isleña, sino que en su edición del 28 de abril de 1922 destacaba como el “…mejor homenaje sería lograr que España conociera a Luján Pérez…” y ya se planteaba la necesidad y los problemas a resolver para celebrar en Madrid una magna exposición con la obra de este genio de la imaginería oriundo de Canarias. 

Ahora Guía no ha querido escatimar un homenaje emotivísimo, hermoso, en el orbe de su iglesia que estrena una magnífica y moderna iluminación, adecuada técnicamente al patrimonio artístico que atesora y conserva, y no sólo ofrece una exposición que no podemos perdernos, pues es reencontrarnos con Luján Pérez en sus orígenes, sino que ha editado una bella carpeta con las obras que expone y que es además una buena guía didáctica para acercarnos a un conocimiento adecuado de este trascendente artista del que Fray Lesco no dudó en decir que, con su amplia, diversa y elocuente obra, “…es todos los años el primer predicador de la Semana Santa”.
 
Artículo publicado en la columna "Tribuna Libre" de Canarias7 el 18 de noviembre de 2015
Modificado el ( lunes, 07 de diciembre de 2015 )
 
 
 



INFORMACIÓN RELACIONADA

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
 
Más información aquí
Navegando por nuestro sitio aceptas los términos de la web

Quienes somos //  Mapa web //  Aviso legal //  Política de privacidad