Inicio arrow Nombres Propios arrow Otros nombres propios arrow Querido Juan... Por Manuel Mederos Ciudad de GuŪa, 25 de junio de 2024

PDF Imprimir E-Mail
Calificaciůn del usuario: / 0
MaloBueno 
martes, 15 de marzo de 2011
Querido Juan...
Homenaje a Juan Santana Gonz√°lez

Manuel Mederos

Querido Juan Santana Gonz√°lez. Cuando yo nac√≠ en Las Boticarias t√ļ ya llevabas ocho a√Īos viviendo en Gu√≠a y cuando te conoc√≠ eras el alma de muchos j√≥venes del pueblo. Toda nuestra vida giraba en torno a la residencia San Fernando que t√ļ dirig√≠as. All√≠ nos concentr√°bamos para entrenar en el equipo de voleibol, para jugar al f√ļtbol, para saltar los monstruosos aparatos en los que entrenaba el equipo de gimnasia Juaqu√≠n Blume que t√ļ creaste. All√≠ nos concentr√°bamos cada tarde para jugar al f√ļtbol en el campo del barranco o para nadar en la piscina ol√≠mpica que t√ļ ideaste para el pueblo. All√≠ nos reun√≠amos con los de Mog√°n que estudiaban en el Instituto de Gu√≠a y all√≠ ten√≠amos nuestros grupos de campamento, con los que aprendimos a caminar, a apreciar esta tierra nuestra y su naturaleza. En el Papona, el peque√Īo bar de la residencia, convivimos con extranjeros que nos contaban sus aventuras por todo el mundo, tomamos nuestras primeras cervezas, hablamos de las chicas que nos gustaban y fumamos nuestros primeros cigarrillos a escondidas. Era un peque√Īo universo creado por ti para nosotros, pensado para nuestro futuro.

Aquellos eran momentos de esfuerzo por las personas y su promoci√≥n. Fue tu empe√Īo por comprometernos con la vida sana, con la naturaleza, con el deporte, con el estudio y el compromiso con la comunidad el que nos anim√≥ a muchos. En cada colegio una cancha, en cada cancha muchos balones, plintos, colchonetas... profesores. Aquellos s√≠ eran tiempo para las personas. Eran momentos de construir, de compromisos, de empe√Īos por abandonar la mediocridad, el olvido y el abandono. Eran tiempos de esperanza, de trabajo para construir una naci√≥n, una regi√≥n y una isla, Gran Canaria. Estuviste en la constituci√≥n de esta comunidad como asesor de la Junta de Canarias y apa√Īaste muchos acuerdos para las transferencias de cultura y deportes. Estuviste en el Cabildo de Gran Canaria de consejero y, aunque nadie se acuerda, porque era tu estilo trabajar mucho y no vender nada, conciliaste con Juan Andr√©s Meli√°n cientos de acuerdos con la oposici√≥n y dejaste una huella profunda en su funcionamiento. Pocos lo saben pero fuiste t√ļ el que dirigi√≥ desde el Cabildo la mayor manifestaci√≥n que Gran Canaria haya registrado a lo largo de su historia para reivindicar la Universidad. Recorriste uno a uno los pueblos de la isla y en todos dejaste canchas, colegios, piscinas y polideportivos que podr√≠an llevar tu nombre.

Servicio a la comunidad, consenso entre las fuerzas pol√≠ticas y mucho trabajo por la gente, son las grandes claves que marcaron aquella forma idealista de hacer pol√≠tica que nos dej√≥ la transici√≥n y que tan buenos resultados ha dado. Los pol√≠ticos engolados de hoy dir√≠an de ti que fuiste un d√©bil, que no supiste jugar tus cartas para ser alcalde o presidente del Cabildo, que te quedaste a medias cuando ten√≠as grandes posibilidades. Yo creo que fuiste un gran pol√≠tico. Mientras t√ļ y muchos como t√ļ trabajaron an√≥nimamente con la gente y para la gente, otros conspiraban para salvar intereses que nada tienen que ver con la gente. Has dado tu vida por nuestra gente, por su futuro. Entiendes la pol√≠tica como un servicio a la comunidad y hoy en pol√≠tica lo que se lleva es morder al adversario y a los propios compa√Īeros. F√≠jate c√≥mo hoy, a dos meses de las elecciones, los pol√≠ticos andan jugando al Monopoli, contando votos sobre un mapa de las islas. En algunos casos los repasos exceden a las propias leyes de la cu√°ntica electoral. En las sobremesas de cada d√≠a en los mejores restaurantes se emparanoia el personal analizando la voluntad y el estado de √°nimo de los contrincantes, midiendo sus fuerzas e imaginando las derrotas y los pactos posibles. Es curioso que nunca hablan de la gente, sino de su estado de √°nimo como masa colectiva. No les importa la gente, les importa m√°s el poder desde el que dicen que van a servir a la gente. Pero querido Juan, algunos de los que eso dicen nunca han hecho nada m√°s que pisar alfombras, estar en manifestaciones y conspirar en los despachos. Dijiste en el homenaje que te rindi√≥ Gu√≠a el viernes que la pol√≠tica tiene que volver a la gente y pediste a los pol√≠ticos que le devuelvan su lugar y tienes toda la raz√≥n.


 

NOMBRES PROPIOS

PERSONAJES POPULARES

OTROS  NOMBRES PROPIOS

NOMBRES PROPIOS  (Listado)

V√ćDEOS DE PERSONAJES

APELATIVOS GUIENSES

TODOS LOS AUDIOS