miércoles, 24 de octubre de 2007
Conferencia pronunciada por Juan José Laforet con motivo de la presentación del Patronato Néstor Álamo

"Cada personaje tiene una geografía propia por la que, en distintos lugares y épocas no sólo discurre su vida, a través de los años y de las diferentes etapas de su biografía, sino que llega a existir, en mas de una ocasión, una auténtica simbiosis entre el personaje y un lugar determinado, produciéndose entre ambos una verdadera interacción, una caracterización y una significación que le llega a definir con una imagen propia y peculiar". Así comienza la conferencia que pronunció el cronista oficial de Gran Canaria, en la Casa de la Cultura de Guía, el pasado 19 de octubre de 2007, con motivo de la clausura de las jornadas de presentación del Patronato Néstor Álamo, embrión del futuro museo del mismo nombre que abrirá sus puertas, previsiblemente, en 2008.

Nuestro cronista insular proseguía en los siguientes términos: "En el caso de Néstor Álamo se pueden rastrear a lo largo de su vida distintos lugares que sin él, y él sin ellos, ya no serían lo mismo, podemos hablar de su Guía natal, pero también y en mucho de Teror, o de diferentes rincones de Vegueta, de la Casa de Colón o de El Museo Canario.

Sin embargo, personalmente donde le conocí y pude compartir con él muchas horas de tertulia entre amigos fue en la calle de La Peregrina, quizá el último jalón significativo de su geografía vital y creativa, donde convirtió su tienda y taller de restauración de antigüedades no sólo en su estudio cotidiano, en el que, entre el chirriar de sierras, golpes de martillos, olor a barniz y a madera recién cortada, surgían muchos de sus artículos periodísticos, corregía y aumentaba nuevas ediciones de sus obras, como fue la de “La Perejila”, que tuve la oportunidad de comentar con él,  o despachaba infinidad de consultas que periodistas, autoridades, profesores, responsables de agrupaciones musicales y folclóricas y otras muchas personas le hacían a diario sobre la historia y tradiciones de la isla y sus personajes – no en vano era un eficaz y ejerciente Cronista Oficial de Gran Canaria–, sino en un verdadero ágora de grancanariedad, en el que a diario se daba mas de una reunión o tertulia  para debatir o reflexionar de muchos temas de actualidad o históricos que él siempre contemplaba a la luz de toda la trascendencia que podían o debían tener para Gran Canaria, tomándose muy a pecho, y como cosa propia, cualquier asunto que pudiera afectar mínimamente a la isla y a sus gentes, sin dudar en echarnos una enérgica reprimenda, con epítetos, algún que otro taco o palabra malsonante incluida si era necesario para resaltar la gravedad que le veía al asunto –aunque luego, enseguida, cambiaba hasta su semblante, que se dulcificaba, nos pedía perdón y nos decía que debíamos comprender su enfado y preocupación, pero el asunto lo merecía–"

icon Texto completo de la conferencia




Modificado el ( miércoles, 24 de octubre de 2007 )