miťrcoles, 23 de mayo de 2007

UNA BODEGA casi CENTENARIA

por Sergio Aguiar Castellano

 
       La noticia del cierre de la emblem√°tica, hist√≥rica y archiconocida ‚ÄúBodega de Chago‚ÄĚen Gu√≠a, era como ‚Äúuna cr√≥nica de una muerte anunciada‚ÄĚ, parafraseando a Garc√≠a M√°rquez. No obstante el acertado art√≠culo de Antonio Aguiar ‚ÄúUna p√©rdida reparable‚ÄĚ(ver en www.guiadegrancanaria.org y La Provincia, domingo 13 de mayo de 2007), y la adhesi√≥n por parte de muchas personas a su iniciativa, que propone recuperar este centro cultural y etnogr√°fico, hace que uno sea m√°s optimista.

 Con este breve estudio no s√≥lo pretendo apoyar esa iniciativa, sino dar a conocer alg√ļn que otro dato, de tipo hist√≥rico sobre el edificio que alberga la bodega, sobre la bodega en s√≠ y sobre aquellas personas que estuvieron frente al mostrador de la misma.

Origen del edificio

 El edificio que ahora historiamos fue cimentado en un solar que ocupan tres casas en la antigua calle de la Carrera, luego denominada Luj√°n P√©rez y en la actualidad M√©dico Est√©vez. Concretamente eran las casas n√ļmeros 37, 39 y 41 de dicha calle, y por la parte de la actual de la calle Marqu√©s del Muni, antiguamente de la Cruz, ocupaba dos edificios los n√ļmeros 26 y 28.

 El propietario de estas casas era Ram√≥n Rodr√≠guez Ojeda, residente en Las Palmas de Gran Canaria, que por medio del comerciante de Gu√≠a Juan Alem√°n Rodr√≠guez, solicita el d√≠a 13 de septiembre de 1904 el preceptivo permiso para ‚Äúreedificar desde cimientos, conforme al plano que acompa√Īo, las casas propiedad del mismo enclavadas en la calle de Luj√°n P√©rez (antes Carrera)‚Ķ‚ÄĚ

 Siguiendo con los pasos administrativos para el caso, el Ayuntamiento al tratarse de una construcci√≥n en una traves√≠a de carretera, concretamente en el Km 37 de la carretera de Las Palmas a Agaete por Arucas , lo remite a Obras P√ļblicas, cuyo ingeniero jefe informa en octubre de 1904 favorablemente.

 No sabemos si las obras comenzaron de inmediato, suponemos que si, de ser as√≠ posiblemente esta casa se terminar√≠a de construir en un par de a√Īos como mucho, por tanto en torno a 1906-1907 estar√≠a concluida.

 Estamos seguros que ya en el a√Īo 1911 estaba en pie, pues existe una postal de la √©poca que as√≠ lo confirma.

 Lo curioso de esta casa es que en el solar que ocupa, y en el que como dec√≠amos exist√≠an tres casas n¬ļ 37, 39 y 41 de la hoy M√©dico Est√©vez, ya en las mismas muchos a√Īos antes hab√≠a comercios, pues en el padr√≥n de industrias del a√Īo 1893, se refleja que en la calle de la Carrera n¬ļ 39 Mar√≠a del Pino Canino regenta una tienda de abacer√≠a, esta misma mujer tendr√≠a en 1909 un bodeg√≥n, pero en la calle Marqu√©s del Muni.

 Hay que decir que hasta el a√Īo 1901 en el n¬ļ 41 de la calle La Carrera viv√≠a el comerciante Isidoro Rodr√≠guez Molina, que en el padr√≥n industrial de 1895 est√° inscrito como propietario de una venta al por menor de vinos, aguardientes y licores del pa√≠s. En el padr√≥n de habitantes de 1905, coincidiendo con la construcci√≥n de la Bodega ya no reside en esa direcci√≥n.

 Desde que concluy√≥ la construcci√≥n de este edificio, ha sido imposible localizar en los padrones de habitantes quien viv√≠a en el mismo, no hemos podido localizar a nadie hasta 1917.

 Todo apunta a que fue alquilado para comercio. En el a√Īo 1907 existe domiciliada en la calle Luj√°n P√©rez la empresa ‚ÄúYeoward Brothers‚ÄĚ  empresa de Liverpool con el ep√≠grafe de venta al por mayor de cereales y harinas de todas clases y en el a√Īo 1915 en la calle Marqu√©s del Muni la empresa ‚ÄúFrutera Hesp√©rides‚ÄĚ con el ep√≠grafe de tratantes de granos, empresa que en 1917 se declara en periodo de liquidaci√≥n y disoluci√≥n. Pero en ninguno de los dos casos se especifica el n√ļmero donde radica el negocio. Quiz√°s alguna haya estado en este edificio dada sus caracter√≠sticas, al ser ambos negocios de ventas al por mayor y necesitar un amplio espacio. No obstante no hemos encontrado datos que as√≠ lo aclaren. S√≥lo es una hip√≥tesis.

Nuevo due√Īo 

 Seg√ļn consta en el Registro de la Propiedad de Gu√≠a (Tomo 84 de Gu√≠a, Folio 155),  esta casa era propiedad de Mar√≠a Dolores Rodr√≠guez Molina vecina de La Habana y residente en Las Palmas, aclarando que era due√Īa por compra y herencia. Es su marido Ram√≥n Rodr√≠guez Ojeda, quien hab√≠a solicitado en 1904 la construcci√≥n del edificio, el que por medio de poder de su mujer de fecha 2 de noviembre de 1915 en Gu√≠a ante el notario Luis Calero Luanco, vende a Juan Bola√Īos Hern√°ndez, casado y comerciante por el precio de 5000 pesetas.

 Juan Bola√Īos Hern√°ndez naci√≥ el 29 de marzo de 1870, proced√≠a de Llano de Parras, de donde eran sus padres, Juan Bola√Īos Gonz√°lez y Manuela Hern√°ndez, quienes tuvieron doce hijos. Hijos que emigraron a Cuba, y donde hicieron fortuna, entre ellos el propio Juan Bola√Īos Hern√°ndez, que al regresar de la isla caribe√Īa, compr√≥ esta casa. Esta familia era due√Īa de la finca denominada ‚ÄúLa Cruz‚ÄĚ junto al Alberc√≥n de la Virgen.

 En 1917 Juan Bola√Īos ya est√° inscrito en el padr√≥n de habitantes junto a su mujer Maximina P√©rez Silva en la calle Marqu√©s del Muni, y as√≠ mismo en el padr√≥n industrial de venta de bebidas espirituosas, espumosas y alcoholes.

 En el censo de poblaci√≥n de 1924 este matrimonio est√° censado en la calle Luj√°n P√©rez n¬ļ 37. El negocio que Juan Bola√Īos establece est√° dedicado principalmente a la venta de comestibles y bebidas, de los denominados ultramarinos. A√ļn el a√Īo 1931, y en el Anuario Industrial y Art√≠stico de Espa√Īa, en la relaci√≥n de comercios de Gu√≠a consta como venta de comestibles. A pesar de tipo de tienda, y seg√ļn me comentan algunas de sus sobrinas, era conocido por ‚ÄúJuanito el Bodeguero‚ÄĚ.

 De Juan Bola√Īos Hern√°ndez podemos a√Īadir que fue un hombre que particip√≥ durante una etapa de su vida en la pol√≠tica local, ocupando durante varios a√Īos el cargo de concejal del Ayuntamiento de Gu√≠a, muriendo en agosto de 1935, a la edad de 65 a√Īos cuando desempe√Īaba las labores de edil municipal. Miembro del Partido Republicano Radical de Gu√≠a, fue uno de sus fundadores el 4 de febrero de 1932, junto a otros conocidos ciudadanos de la √©poca, pr√°cticamente todos los miembros de la primera Juan Directiva de este partido ocuparon bien el cargo de concejal o de alcalde: Presidente Emiliano Ayala Jim√©nez; vicepresidente Fernando M√°ximo Guerra; tesorero Augusto Hern√°ndez Su√°rez; secretario Tom√°s Est√©vez Galv√°n; vocales Juan P. Guerra Galv√°n, Blas Saavedra Medina, Federico Mart√≠n Molina. La sede del Partido Republicano Radical estuvo en sus inicios en las calle Luj√°n P√©rez, 7; y en marzo de 1933 en la planta baja de la casa n¬ļ 13 de la Calle Marqu√©s del Muni.

 Al fallecer Juan Bola√Īos Hern√°ndez, su viuda Maximina P√©rez Silva, decide arrendarlo. Ser√° a partir del 18 de julio de 1936 cuando el negocio pase a ser explotado por Santiago Gil Cabrera, natural de San Lorenzo, pero establecido en Gu√≠a como comerciante desde 1930, junto a su esposa Cristina Romero Betancort que era natural de Arucas.

 Santiaguito el Bodeguero como cari√Īosa y familiarmente se le conoc√≠a en Gu√≠a fue un hombre tan apreciado en la ciudad que ocup√≥ en m√°s de una ocasi√≥n el cargo de concejal del Ayuntamiento de Gu√≠a, en la d√©cada de los a√Īos cuarenta del siglo XX, junto al alcalde Juan Garc√≠a Mateo. La tienda-bodega desde la √©poca de su anterior due√Īo Juan Bola√Īos Hern√°ndez era todo un referente en la comarca, pues en ella se pod√≠an encontrar art√≠culos de primera calidad, y especialmente el queso de flor de Gu√≠a, de cuya venta ha sido todo un referente en la historia del noroeste de la isla.

 La tienda con el paso de los a√Īos apenas sufri√≥ en su interior modificaciones, lo √ļnico que con el tiempo se quit√≥ fueron las barricas de vino por que las costumbres de consumo fueron cambiando.

 Santiago Gil Romero que naci√≥ en Gu√≠a en el 17 de abril de 1939, con apenas seis a√Īos ya comenz√≥ a realizar sus primeros trabajos en la bodega de su padre, trabajos que compart√≠a con sus estudios en el Colegio Santa Mar√≠a. Por tanto ha estado pr√°cticamente toda su vida, desde su m√°s tierna infancia, detr√°s de un mostrador, hasta su jubilaci√≥n el pasado 2005.

 Por tanto el comercio que todos nosotros conocemos como ‚ÄúBodega de Chago‚ÄĚ es un comercio casi centenario (1917-2007).

 Ahora una vez cerrado, queda la posibilidad de reabrirlo si se implican las instituciones p√ļblicas con rapidez; si en un corto periodo de tiempo no se lleva a efecto la reapertura, me temo que al final todo se quedar√° en buenas intenciones, es decir, la ‚ÄúBodega de Chago‚ÄĚ pasar√° a la historia.

 

 En Gu√≠a de Gran Canaria, 22 de mayo de 2007. D√≠a de Santa Rita de Casia (quien por la generosidad en otorgar favores has sido llamada Mediadora de los sin esperanza e incluso de lo Imposible)

Sergio Aguiar Castellano

Lcdo. en Filología Hispánica

Especialista Universitario en Archivistita

Archivero-Bibliotecario del Ayuntamiento de Guía de Gran Canaria

 

Fuentes:

Archivo Hist√≥rico Provincial‚ÄĚJoaqu√≠n Blanco‚ÄĚ

Archivo Municipal de Guía

Archivo Parroquial de Santa María de Guía

Registro de la Propiedad de Guía

Museo Canario

Fotos:

D. Antonio García Ramos

D. Santiago Gil Romero

D. Javier Estévez Domínguez

D. Francisco Su√°rez Moreno

Archivo Municipal de Guía

Revista Sobremesa n¬ļ 118-octubre 1994-A√Īo 11 (Gracias a Juan Eugenio Garc√≠a)

FEDAC (www.fedac.org)



VER TEXTO COMPLETO CON FOTOS





Modificado el ( miťrcoles, 23 de mayo de 2007 )