Inicio arrow Opinión arrow Editoriales arrow La Torre y La Bodega. Antonio Aguiar Ciudad de Guía, 24 de agosto de 2019

  Share on facebook Share on twitter

FIRMAS

EDITORIALES 

REFLEXIONES

FIRMAS (Listado)

SALVAR LA BODEGA

ARCHIVO - COMENTARIOS

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
domingo, 08 de febrero de 2009
EDITORIAL
LA TORRE Y LA BODEGA

Hace unos días se presentó en FITUR la Guía Turística del Patrimonio Natural y Cultural de Santa María de Guía, en el transcurso de un acto en el que estuvieron presentes el Ayuntamiento de Guía, la Viceconsejería de Turismo del Gobierno canario, y la Consejería de Turismo del Cabildo grancanario. La noticia es importante, pero no sólo por lo que puede significar de autobombo para la Ciudad de Guía, sino porque su gestación, inspirada en motivaciones turístico-culturales, ha servido, también, para hacer una radriogafía de nuestro patrimonio colectivo y propiciar un posible acuerdo entre las tres administraciones públicas canarias en  cuanto a su evidente riqueza cultural con las consiguientes inversiones para su rehabilitación. Sólo nos queda saber si en verdad se trata de un punto de partida de un proceso de recuperación inaplazablre o si al final todo se queda en un cartel  sugerente y una música empalagosa, como ocurriera en su dia con RUMBO NORTE y ENAMORATE DE MÍ, apaga la luz y vámonos.

El Conjunto Histórico de Guía fue declarado por el Gobierno en agosto de 1982, merced a la iniciativa de la corporación guiense, siendo entonces concejal de Cultura Miguel Gordillo, aquí presente, quien luego se extenderá sobre este aspecto.

DATOS

En la actualidad existen en Canarias 38 conjuntos históricos y numerosas zonas históricas, casi todos situados en la parte norte de las Islas.

Estos núcleos suelen tener menor desarrollo económico que los municipios del sur, pese a ser los de mayor riqueza histórica y cultural, debido a la caída de la agricultura y llegada del turismo en los años sesenta-setenta.

De un total aproximado de 8.000 edificios públicos y privados existentes en estos límites, cerca de 900 se encuentran cerrados o en mal estado de conservación.

En la Isla de Gran Canaria el número de edificios que están cerrados total o parcialmente, o deteriorados, se eleva a 291.

En el caso de Guía, en cuyo conjunto histórico hay 244 edificios de esta naturaleza, existen 31 casas en mal estado, a las que habrá que sumar la Torre del Callejón de León, en pésimo estado (datos provisionales de la Viceconsejería de Cultura y Deportes).

CAUSAS DE ESTA SITUACIÓN

En primer lugar, el alto coste de mantenimiento y de la rehabilitación de los inmuebles existentes en zonas protegidas, mayor que el de la vivienda de nueva construcción.

A esto se suma la dificultad existente, en muchos casos, para resolver o aclarar la titularidad de los propietarios o la falta de acuerdo entre éstos.

Esta problemática tiene como consecuencia un progresivo despoblamiento y envejecimiento de los núcleos históricos; pérdida de actividad social, cultural y comercial, y por tanto, de empleo en la zona; y el progresivo deterioro del patrimonio construido.

ACCIONES DE MEJORA

Para garantizar la conservación del Conjunto Histórico, Guía cuenta con un PEPRI, cuya delimitación ha sido ampliada respecto a la original del Conjunto Histórico y un extenso catálogo de edificios protegidos.

Por otro lado, se han realizado algunas mejoras en el Conjunto Histórico, como la reposición de los bordillos de las aceras, el acondicionamiento cromático y el cambio de las farolas, entre otras.

Pero aun estamos lejos de logar el objetivo, que para mi es conseguir, al tiempo que la conservación de nuestro Conjunto Histórico, revitalizar la actividad cultural y económica dentro de nuestro casco histórico en términos compatibles, lógicamente, con su mantenimiento
.

ACCIONES PUNTUALES URGENTES


En este apartado, consideramos inaplazable acometer la obra de rehabilitación de la Torre o Torreón del Mirador
, cuyo pésimo estado pudo observarse en la portada de la Guía recientemente presentada en FITUR.

Y con la misma urgencia, aunque distinta motivación, nos parece necesario para el interés general del municipio que el inmueble que dió cobijo durante casi setenta años a la Bodega de Santiaguito sea declarado Bien de Interés Cultural, por sus evidentes valores históricos y arquitectónicos. Creemos que esa declaración favorecería la puesta en común por parte de las tres administraciones públicas (Ayuntamiento, Cabildo y Gobierno) en un sólo objetivo: adquirir el inmueble y destinarlo a lo que siempre fue: la Casa del Queso, sin demérito de la Casa del Queso recientemente inaugurada en Montaña Alta, de la que sería en todo caso complementaria.

A tenor de los documentos que siguen, el Ayuntamiento, actuando en coherencia con las manifestaciones de sus representantes, debería llevar a cabo actuaciones de impulso del expediente de declaración de BIC a favor de la Torre del Mirador e iniciar, con la misma
celeridad, idéntico expediente para la Bodega de Santiaguito.


CiudadDeGuia.Com
9 de febrero de 2009






EL TORREÓN MIRADOR
 
El Ayuntamiento de Guía inició hace un año do los tramites necesarios para que El Mirador situado en la callejón de León, sea declarado BIC, pues es sin duda, junto con las torres de la Iglesia de Santa María de Guía, uno de los monumentos arquitectónicos más destacados de Guía.

A través de los años se han ido incorporando inmuebles al catálogo arquitectónico municipal, que junto a los distintos BIC que se encuentran en nuestro municipio han enriquecido y protegido nuestro patrimonio. Sin embargo esta Torre-Mirador construida en las primeras décadas del siglo XX, está únicamente señalada dentro del catálogo municipal al pertenecer a una casa señalada como Edificio de Interés Histórico y Tipológico. En el propio documento, se observa ya que las obras más urgentes a realizar, son la “Especial conservación para la Pieza de Mirador”.

Por eso, declaró en su día la concejal de cultura, “si tenemos en cuenta igualmente que su estado de deterioro externo es más que evidente y preocupante, es nuestra obligación el poner en marcha los engranajes necesarios para que este inmueble goce de la protección que precisa su conservación como elemento significativo del conjunto histórico de Guía, es por lo que se acuerda solicitar la inclusión del Mirador dentro del catálogo de Bienes de Interés Cultural del Gobierno de Canarias, interesando a su vez que se incoe el correspondiente expediente para la declaración de BIC por parte del Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria.

Esta casa es hoy propiedad de la familia Rodríguez González vecinos de Las Palmas de Gran Canaria con los que ya el Ayuntamiento ha contactado para el inicio de este expediente.


SOBRE LA BODEGA DE SANTIAGUITO
Fernando Bañolas: "Me sumaré a esta reivindicación"
Texto firmado por el Alcalde de Guía cuando se reivindicó la adquisición de La Bodega para el patrimonio público.
 
Hace unas semanas cerró sus puertas la Bodega de Chago, uno de los lugares más emblemáticos no sólo del municipio de Santa María de Guía, sino de toda la comarca norte de Gran Canaria. Desde su apertura, a comienzos del pasado siglo, este establecimiento ha sido durante cerca de cien años un lugar de referencia cultural, social, turística y etnográfica de todo un pueblo. Cuando en el año 1936 se hace cargo de su explotación Santiago Gil Cabrera y, más tarde, su hijo Santiago Gil Romero, el lugar se convierte en todo un símbolo del pueblo, al haber conservado, casi sin modificaciones, su estética interior en forma de antigua tienda-bodega, una auténtica abacería.

Para aquellos que no hayan podido conocerla, acceder a ella suponía adentrarse en un lugar donde el tiempo parecía haberse detenido. Ubicada en un precioso edificio a la entrada del casco histórico, todo en ella evocaba el sabor de lo antiguo, desde su mostrador principal, acristalado y construido en mármol y madera, a sus antiquísimas estanterías que llegaban hasta el techo, repletas de botellas de vino añejo. Y presidiéndolo todo, en un lugar destacado tras el mostrador, estaban los cañizos cargados con  queso de flor de Guía. Porque la Bodega de Chago ha sido, entre otras muchas cosas, una ventana abierta al mundo desde donde promocionar  este producto único y artesanal, mucho antes de que nadie se plantease siquiera su valor (hoy consolidado tras la obtención de su denominación de origen).

Durante décadas, hemos visto como este lugar era punto de encuentro y parada obligada en el norte grancanario para todas las personalidades del mundo de la política, la cultura o el periodismo que se acercaban por una u otra razón a esta zona de la isla. Cuando aún no estaba en boca de todos como ahora la defensa de nuestra identidad y de nuestras tradiciones, Santiago Gil Romero, Chago para todos, defendía ya esos valores desde detrás de su mostrador. Poco a poco, con mucho empeño y tesón, fue logrando que ese sentir fuese calando en todos nosotros. Por eso ocupa hoy un lugar tan especial en la memoria sentimental, cercana y más cómplice de los ciudadanos de Guía y de esta comarca.

Casi sin darnos cuenta, la Bodega de Chago se convirtió con los años, y hasta su cierre, en un auténtico destino turístico, un verdadero reclamo para los turistas que llegaban hasta aquí con la intención de comprar y llevarse a casa un producto artesano, exclusivo y de calidad. Muchos de ellos, tal vez la mayoría, desconocían que contamos con uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del archipiélago –el Cenobio de Valerón–, o que aquí nació Luján Pérez –el imaginero más importante que ha dado Canarias en toda su historia–. Pero a pesar de este desconocimiento, miles de turistas venidos desde todas partes de la Península y Europa se han acercado durante las últimas décadas al casco histórico de Guía en busca de la Bodega de Chago. Porque este lugar posee un valor patrimonial en sí mismo. Es toda una referencia turística, etnográfica y social. Es un patrimonio excepcional y un lujo para nosotros haber contado con él y poder seguir haciéndolo en el futuro.

Ahora y ante el anuncio de su cierre, se ha puesto en marcha, de forma espontánea, un movimiento ciudadano para reivindicar que este espacio no se pierda, que se recupere y se proteja como patrimonio de todos los canarios. Como vecino de este municipio me siento orgulloso de esta iniciativa popular, y como representante ciudadano me sumaré a esta reivindicación realizando cuantas gestiones sean oportunas para recuperar y salvar la Bodega de Chago para los guienses, para los canarios y para todos aquellos foráneos que aún buscan en nuestra tierra un lugar genuino y auténtico donde se dé valor y se respete la memoria de nuestro pueblo.
 

Fernando Bañolas
Alcalde de Guía


Modificado el ( sábado, 29 de agosto de 2009 )
 
 
 



INFORMACIÓN RELACIONADA

O P I N I Ó N
INNOVACION y la PYME CANARIA

Manuel Armas

A ningún economista se le escapa que el problema de la economia en general y de las empresas en particular es la falta de competitividad y productividad.
Leer más...
 

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
 
Más información aquí
Navegando por nuestro sitio aceptas los términos de la web

Quienes somos //  Mapa web //  Aviso legal //  Política de privacidad