Inicio arrow Crónicas del Ayer arrow Cronicas del Ayer arrow Biblioteca de Guía: en 1935, 500 libros; hoy más de 40.000 Ciudad de Guía, 23 de septiembre de 2017

  Share on facebook Share on twitter

PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 
domingo, 16 de diciembre de 2012
Biblioteca Municipal de Guía: inaugurada en 1935 con 500 libros, en la actualidad guarda más de 40.000
                                                                            
Pedro González-Sosa (*)


   La donación a la Biblioteca Municipal de Guía por los sobrinos-herederos de Manuel González Sosa de la biblioteca del poeta, que incluye unos 9.000 libros, además de mil revistas literarias y su archivo literario-personal formado por 32 carpetas-archivadores, convierten aquel foco cultural en una de bibliotecas municipales más importantes de las islas --nos resistimos a catalogarla como la más importante-- con mayor volumen de libros que pone a disposición de sus lectores y estudiosos.

   La noticia de esta donación nos invita a hacer una breve historia de la biblioteca pública municipal de la ciudad guiense cuya puesta en servicio se remonta a los primeros años de la década de los  treinta del pasado siglo, según los datos recopilados por el bibliotecario-archivero de aquella corporación Sergio Aguiar Castellano a quien le agradecemos el envío. Según sus apuntes, en noviembre de 1931 la Segunda República española crea la que se llamo entonces "Junta de Intercambio y Adquisición de libros para Bibliotecas Públicas", iniciándose la creación de numerosas bibliotecas en todo el país, (en cuyo empeño no estuvo ausente Guía), multiplicándose por veinte el presupuesto estatal para la adquisición de libros con destino a las mismas. Testigo de excepción de aquel momento  para este gran proyecto fue el guiense Miguel Santiago que formó parte en Madrid del equipo de la Junta que fue designado para visitar Canarias con el fin de realizar un estudio sobre la situación bibliotecaria en el archipiélago, visita que coincidió con el Decreto de 13 de julio de 1932 según el cual el gobierno establece que "todos aquellos municipios que carezcan de biblioteca pueden solicitar a la Junta su creación". Fue así como Miguel Santiago, dando muestras una vez más por su amor e interés por el desarrollo cultural de su pueblo natal, publica en el semanario "la Voz del Norte" un artículo en el que conmina al Ayuntamiento de su pueblo a comenzar los trámites necesarios para lograr una de estas bibliotecas para la localidad. El ayuntamiento recogió el guante  e inició la tramitación que consolida y convierte en realidad la creación en 1935 que comportó la llegada a Guía de los libros enviados por la citada Junta, formado por un lote de unos 500 que se convirtieron en el germen de la flamante biblioteca de aquella localidad y que supuso la aspiración de muchos jóvenes entre los que se encontraban, precisamente, el poeta ahora homenajeado.

   Inicialmente estuvo situada en los bajos del edificio que fue hasta 1963 sede institucional de las Casas Consistoriales en la calle Enmedio o Pérez Galdós que hace esquina con el llamado "callejón de León" por el que se situaba la entrada al centro de lectura que todavía queremos recordar al menos hasta principios de los cuarenta. A partir de entones de forma paulatina y por la llegada  de donaciones procedentes de ediciones realizadas por varias instituciones y corporaciones oficiales y otras tímidas generosamente cedidas por personas particulares, la inicial biblioteca de Guía se ha convertido con el paso de los años y hasta nuestros días, repetimos, en una de las mas voluminosas de las islas pues en la actualidad, con las ultimas e importantes donaciones particulares ha llegado alcanzar los más de 40.000 libros registrados.

   Esta biblioteca está formada por un fondo general y otro, no menos importante, procedentes de donaciones de personalidades canarias vinculadas directamente con  Guía y catalogados como Fondos.  Entre estos se encuentran el llamado Fondo Néstor Alamo, biblioteca y documentación del que fuera cronista oficial de Gran Canaria, en la que destacan los libros relacionados con Canarias, especialmente de historia y literatura, muchos de ellos con dedicatoria de los autores, conformado por 3.837 libros  y que, aunque forman parte del contenido de su Casa-Museo, se ha decidido  incorporar  a la biblioteca pública para su consulta.

   Otra de las donaciones realizadas después del fallecimiento de aquel recogen en el llamado Fondo Juan Blanco Hernández  formado por 4.256 volúmenes, entre los que destacan los relacionados con la música porque fue profesor de música y destacado pianista,  consistente en 1150 obras musicales, el arte y algunas biografías. En este fondo existen además 281 libros de los siglos XVIII y XIX, muchos de ellos sobre Medicina, pues est incorporada igualmente la documentación  privada de la familia Blanco, especialmente la de su padre el doctor José Blanco Hernández de gran importancia para la historia local, porque aporta informes sobre el antiguo Hospital de San Roque del que fue director durante muchos años, estudios médicos, artículos en publicaciones especializadas y otros sobre la historia de Guía, incluyendo fotografías familiares de diferentes épocas

   El Fondo Rafael Almeida Mateos, destacado guiense que desarrolló una importante actividad política, en el comercio y la agricultura está formado por unos cien  volúmenes de gran interés y valor bibliófilo porque se trata de muchas ediciones impresas en La Habana, Paris y Madrid principalmente del siglo XIX. Los libros fueron donados en 1989 por sus descendientes y está formado por unos cien libros.

   El  llamado Fondo Miguel Santiago  (otro ilustre guiense que da nombre a esta biblioteca) está formado por unos cien libros donados a la ciudad nativa del historiador por sus familiares madrileños. Además, cuando en el año 2004 se inaugura la actual sede de la biblioteca las hijas de historiador, que fue archivero del Ministerio de Asuntos Exteriores durante muchas décadas, enviaron desde Madrid unos 200 ejemplares  procedentes de ediciones de la Biblioteca Nacional. Finalmente está el  recientemente constituido Fondo Manuel González Sosa sobre cuyo contenido ya se ha explicado sobradamente en estos últimos días.

   La biblioteca guiense ha tenido, desde aquellos inicios en 1935, distintas ubicaciones en razón de las disponibilidades de locales que sucesivamente tuvo en el tiempo el ayuntamiento. A principios de los años sesenta se situaba  pasó a un pequeño habitáculo que se construyó en la plaza principal en el lugar donde estuvo el desaparecido "tabladillo" en el que la banda municipal de música ofrecía sus conciertos. Pasó luego  a los locales de lo que entonces se conocía como Educación y Descanso y de allí  al colegio Nicolás Aguiar. En los años 90 igualmente del pasado siglo a la casa que fue del doctor Salustiano Estévez en la calle del Agua o Suárez Galván convertida en una tímida Casa de la Cultura, trasladándose luego al antiguo cuartel  de  la Guardia Civil en la calle Real donde estuvo funcionando hasta que en 2004 se instaló definitivamente en la moderna construcción de la Casa de la Cultura levantada en el solar que ocupó hasta finales del XVIII el Hospicio de los Franciscanos levantado por aquella Orden religiosa en el solar nativo de la que fue considerada santa milagrera clarisa sor Catalina de San Mateo, cuya antigua iglesia sirve hoy de amplio salón de actos.
                                             
(*) Pedro González-Sosa es Cronista Oficial de Guia
 

Modificado el ( domingo, 03 de marzo de 2013 )
 
 
 



INFORMACIÓN RELACIONADA

ESPECIAL 1811-2011

En 1811 regía el pueblo, en calidad de Alcalde Real, don José Almeida Domínguez, y destacaban como figuras preeminentes nacidas en Guía tres nombres propios que han pasado a la historia de Canarias: el escultor José Lujan Pérez, el canónigo y diputado Pedro José Gordillo, y el militar y poeta Rafael Bento y Travieso.

Por otro lado, de todas las epidemias que azotaron las islas Canarias en el siglo XIX, Guía sufrió especialmente ese mismo año una de las que causaron mayores estragos, la fiebre amarilla.

Y por si fuera poco, en pleno padecimiento de los efectos de la epidemia apareció una nueva plaga, la de langosta, que arrasó materialmente todo lo que estaba plantado y que hizo protagonizar a los vecinos de las medianías guienses aquella famosa promesa de que si les libraba el Cielo de la plaga, cada año sacarían a la Virgen de Guía en procesión. Cumplióse el ruego, llovió tanto en la comarca que las aguas acabaron con la cigarra y desde entonces en Guía se celebra cada septiembre la votiva y popular Fiesta de "Las Marías"

Ver reportaje >>


V Í D E O S - D E - 2 0 0 8
 
CRÓNICAS DEL AYER
A treinta años del fallecimiento de Mr. Leacock

Por Augusto Álamo Suárez, Ingeniero agrícola, y Sergio Aguiar Castellano, Archivero Municipal de Guía

Cuando el empresario agrícola, David J. Leacock, popularmente conocido como Mr. Leacock, fallece el 22 de abril de 1980, hace ahora treinta años, desaparece una de las figuras más destacadas y emblemáticas de la historia de la comarca norte de Gran Canaria en el siglo XX.

Leer más...
 

LA MUESTRA ESTARÁ ABIERTA HASTA OCTUBRE
Leacock, Harris y Douglas, memoria imborrable de la agricultura canaria

Amado Moreno

Con una singular y lograda exposición abierta anoche en la Casa de la Cultura, el ayuntamiento de Guía rinde justo homenaje estos días a tres destacad,os empresarios ingleses del pasado: David J. Leacock, Douglas Charles Fenoulhet y Anthony Harris. Avanzado el siglo XIX y después en el XX, los tres fueron decisivos en el impulso del cultivo y exportación de plátanos y tomates canarios.
Leer más...
 
Centenario del Hospital de San Roque

Pedro González-Sosa
Cronista oficial

Se celebra el lunes 10 de agosto, dentro de los actos del programa preparado por el ayuntamiento con motivo de sus fiestas patronales, el primer centenario de la implantación en Guía de Gran Canaria del que constituyó el también primer hospital allí abierto para el servicio no solo de la población guiense sino de aquella zona.
Leer más...
 


DETRÁS DE LAS VENTANAS
Por Santiago Gil

Las calles de nuestra infancia también estaban pobladas de sombras. Uno a veces tenía la sensación de estar pisando los mismos pasos de otros que nunca conocimos, antepasados que también subirían y bajarían esas mismas cuestas con el ánimo ciclotímico de cada momento. Ni siquiera a última hora de la noche, con el pueblo vacío y silencioso, te llegabas a sentir solo en el mundo. A veces tengo la sensación de que hay ciertas corrientes de aire que mantienen habitadas cada una de las esquinas del casco histórico guiense, y lo más probable es que hasta nosotros mismos formemos parte de esas presencias abstractas y algo fantasmales que casi siempre se acaban confundiendo con los recuerdos.  
Leer más...
 
AUDIOS AL INSTANTE (1)

Uso de cookies

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso y mejorar nuestros servicios, y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
 
Más información aquí
Navegando por nuestro sitio aceptas los términos de la web

Quienes somos //  Mapa web //  Aviso legal //  Política de privacidad